Desayuno de otoño

6 Nov

Bueno, pues es oficial, ha llegado el otoño. En Madrid hemos pasado de los 27 grados a los 5º en menos de dos semanas y como era de esperar la gente se ha vuelto loca con los aires acondicionados y las calefacciones.

Hoy por fin, tengo el primer síntoma de catarro del otoño y la verdad que no es agradable.

La noche ha sido larga y parecía que me había tragado unas valencianas de esparto. Tenía la botella de agua a mi lado en la mesilla,  y no he parado de beber para evitar que la garganta me raspase. Sin embargo me he levantado con las amígdalas como Falete y me picaba el cuello por dentro como una lija del 4.

Un desayuno de otoño y a ver si me recupero antes del lunes…Té de frutos rojos y poleo y una tostada con mantequilla y azúcar. Sigo pudiendo ingerir sólidos. Aún no hay que perder la esperanza.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: